La actitud positiva cura el cáncer

Hoy, 4 de febrero, es el Día Mundial contra el Cáncer y quiero compartir una reflexión contigo: ¿es la actitud positiva la cura del cáncer?

La actitud positiva frente a los problemas ayuda a que se resuelvan más favorablemente.

Está demostrado que el cerebro y el organismo están interrelacionados. El poder de la mente es un factor muy importante para superar diferentes enfermedades.

farmacia corvera actitud positiva cancer

Al recibir la noticia hay un primer momento de desconcierto en el que cuesta aceptarla.

¿Me ha tocado a mí?

Aparece preocupación e incertidumbre sobre el futuro tanto para la persona con cáncer como para su familia.

Pero superado este momento, ¿cómo nos ayuda nuestra mente?

Por desgracia, es cierto que no todas las personas que luchan se curan.
Pero de las que no luchan, no se cura ninguna.

Hay estudios que demuestran que aquellas personas que muestra una actitud positiva tiene mayor predisposición a seguir las pautas y recomendaciones de los médicos. Acepta mejor el apoyo de los familiares y amigos. Tolera mejor los efectos secundarios de los tratamientos y tiene más capacidad de terminar los tratamientos.

actitud positiva farmacia corvera

Esta actitud positiva es el motor que frena la evolución de la enfermedad.

La actitud positiva le planta cara al cáncer.

Las endorfinas son las hormonas de la felicidad. Los pensamientos positivos aumentan el nivel de endorfinas y estas nos ayudan a superar los malos momentos.

Es cierto que es difícil asegurar a ciencia cierta si una actitud positiva cura el cáncer, puesto que hay múltiples casos y cada uno de ellos tiene su complejidad y sus particularidades.

actitud positiva farmacia corvera

Lo que sí sabemos y se puede deducir es que la actitud positiva aumenta la calidad de vida. Está probado empíricamente que con un punto de vista optimista el tiempo de vida será mejor, con una mayor calidad de vida para el paciente y los suyos.

Como conclusión, ante un diagnóstico de cáncer debemos buscar el apoyo de profesionales y familiares, y luchar con ellos frente a la enfermedad.

Podemos hacer mucho más de lo que creemos.

Espero que te haya resultado interesante, era la intención.
Si quieres más info sobre el tema, escríbenos aquí o en nuestras redes.
¡Nos vemos pronto!

Própolis, un antibiótico natural

Los preparados farmacéuticos a base de própolis ayudan a prevenir y tratar problemas de garganta.

¿Qué es el própolis?

El própolis es una sustancia natural que obtienen las abejas de las yemas de distintas especies vegetales y que utilizan para cubrir y reparar las paredes de las colmenas. Además, así las protegen de gérmenes, bacterias u hongos.

própolis, corvera

El própolis protegiendo la miel

Por tanto se trata de una sustancia con un alto valor profiláctico pues contiene resinas, cera, aceite esencial, polen, minerales y vitaminas (principalmente provitamina A y vitaminas del grupo B). Entre las sustancias orgánicas que componen el própolis se encuentran ácidos orgánicos y fenólicos, aldehídos aromáticos y flavonoides.

¿Qué propiedades tiene?

Tiene propiedades antivirales, antibacterianas y antiinflamatorias por lo que ayuda a proteger la mucosa de la garganta y las cuerdas vocales. También tiene propiedades inmunoestimulantes, cicatrizantes y ligeramente analgésico. Es recomendable su uso durante el invierno en personas propensas a sufrir molestias en la garganta, así como en profesionales de la voz.

¿Cómo nos ayuda el própolis?

El própolis es el antibiótico natural, por eso nos ayuda en la garganta y en la boca con excelentes resultados.

Por tanto es el tratamiento de elección en anginas, faringitis, laringitis, aftas bucales, muguete y abscesos dentales.

propolis, abejas

Abeja en producción de própolis

¿Cómo cuidar nuestra garganta?

Debemos cuidar estas mucosas evitando los cambios bruscos de temperatura y los ambientes resecos por la calefacción o el aire acondicionado, previniendo así el paso de virus y bacterias.

La hidratación es muy importante para proteger la mucosa y las cuerdas vocales de agentes infecciosos, así como la toma de preparados farmacéuticos de própolis.

También aconsejamos:

  • Una alimentación variada rica en frutas y verduras para fortalecer las defensas.
  • Evitar el alcohol y el tabaco.
  • Descansar bien.
  • Usar ropa de abrigo transpirable y una correcta higiene para evitar el contagio.

Espero que te haya resultado interesante.
Si quieres más info sobre el tema, escríbenos aquí o en nuestras redes.
¡Nos vemos pronto!